Una revista de literatura, donde el amor por las letras sean capaces de abrir todas las fronteras. Exclusiva para mayores de edad.

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Entrevista a Juan Martín-Mora


Hace mucho tiempo, el escritor al que tengo el placer de entrevistar ahora, me pidió amistad por facebook, yo le acepté encantada, pero...fui tan estúpida que al ver que no me decía nada, que no comentaba nada, le borré. 


¡Ni os podéis hacer una idea de lo arrepentida que estoy! 

Por cuestiones de la vida y comentando los dos una publicación, de la que es la Madrina de la Revista, volvimos a estar en contacto, entonces fui yo quien le pedí que me enviase invitación, y desde entonces y espero que por mucho tiempo, sigamos escribiéndonos. 
En ocasiones tengo la sensación de estar frente a frente, tomando un café con el escritor y escuchando sus consejos. 
Y ésta sin lugar a dudas, es una de esas ocasiones, el autor sabe que podría decir mil cosas, pero con un simple gracias, lo digo todo.
 
Os dejo estos consejos, que seguramente cada uno tomará a su modo, una misma entrevista contestada por diferentes escritores, es un abismo.


¿Cuándo y por qué empezaste a sentir la necesidad de expresar tus sentimientos con palabras?

Desde que me di cuenta que se me tenía más en cuanta por lo que escribía que por lo que decía. Es decir, en cuanto aprendí a juntar palabras, sin perder de vista al verbo, sujeto y predicado.

¿Qué consejo darías a esas personas que quieren salir a flote a "este mundo" y después de  presentarse, una y otra vez a concursos, se encuentran con respuestas negativas?

No siempre los concursos u otras convocatorias son la solución a una salida, si bien ayudan. Son una manera de palpar en la gente si se es creativo, pero sólo  considerado como una cata. Conozco a gente que tienen acumulado muchos premios de relatos, poesía,… Y sin embargo, no son capaces de componer algo más interesante: un libro.

Creo que el mejor consejo es la constancia. Escribir y escribir, de manera que, ellos mismos se darán cuenta de que cuanto más escriban van ganando en textos más interesantes y mejor construidos. Si no es así, mejor será mirar a otro lado. Del trabajo, sale la oportunidad, tarde o temprano.
 
Todos los escritores, (con o sin experiencia) o por lo menos en mi caso, cuando escribo, hay algo de mí en cada historia, ¿te sucede igual?¿hay algo de ti en algún personaje de tus novelas?

En muchos casos, hay algo de mí que se escapa en un principio, pero luego, el personaje toma las riendas, siendo él quien impone lo que quiere hacer, ser, sentir… Para que al lector sorprenda lo que haces, primero tiene que sorprenderte a ti y, te aseguro, que en la mayoría de ocasiones me pasa, que al repasar un texto, me digo: ¿esto lo he escrito yo? Si no me impresiona, no me vale; tengo que trabajarlo más y mejor.
 
¿Qué opinión te merecen las personas que escriben relatos eróticos?

Es otra forma de expresión, pero yo no lo concibo como monotemático. En el mundo del relato hay que crear en todas las direcciones que la vida misma te va inspirando, y la vida es muy amplia, variada, rica en emociones, experiencias sin fin… Pero sí, el relato de este tipo resulta divertido y si está en ese punto que no traspase la línea, es una forma de expresar sentimientos, tan válidos, como otros.
 
Llevamos unos días con la Revista en funcionamiento, ¿cómo te parece el progreso?

Hay que dejarla rodar. Habrá que hablar de esto, al menos, cuando haya pasado una temporada; un curso académico. Mientras, la cuestión reside en alimentar continuamente la caldera, porque cuando menos se piensa salta un contenido que puede ser el cohete que se eleva y esparce su multicolor contenido, dejándose ver por todo el mundo. A partir de ahí, podemos hablar de fuegos artificiales, fundamentales en toda fiesta que se precie.
 
Todos tenemos un libro que nos ha marcado mucho, e incluso sentimos la necesidad de acariciar el libro cuando lo vemos, en mi caso es la novela titulada Desde mi cielo de Alice Sebold, ¿me puedes decir por favor que libro acarició tu alma y por qué? (No vale que barras para tu casa) 

Según en qué momento de mi vida, van apareciendo libros de los que se van atesorando en ese rincón de la memoria que conmueve el alma.

Para mí son fundamentales los cuentos infantiles que me contaba mi madre con su manera peculiar de hacerlo, y que yo requería una y otra vez, junto a otros relatos reales que llenaron mi fantasía y enseñanza de la niñez. Luego, cuando los cuerpos empiezan a experimentar esos cambios que nos avisan del abandono de la infancia, apareció la poesía. Los clásicos griegos y latinos se incorporaron a mi biblioteca con el primer sueldo y, enseguida, mi primer ‘Don Quijote de La Mancha’, que me hacían leer en el colegio –un poco, cada mañana-. A partir de ahí, mi biblioteca empieza a crecer con todo tipo de libro. Pero cuál es el que me gusta más o me ha marcado, debo decir que la obra de Cervantes,  por su biografía.
 
¿Qué consejo darías a las personas que quieren publicar un libro?

El mismo que me aplico a mí mismo: trabajar, trabajar, trabajar. Cuando ya estés cansado de hacerlo, busca la difusión de ese esfuerzo y no tengas miedo al salto: Tu paracaídas es tu obra, pero no te precipites, ni tires antes de tiempo de la anilla, aunque sientas vértigo.
 
Piensas que el escritor nace, o se hace.

Creo que en principio nace, para también es cierto que debe hacerse. Eso se consigue con el esfuerzo diario. En la escritura, puedes ser aficionado, lo que sólo es una satisfacción personal y, por el contrario ‘escritor’, es cuando vives en todo momento para ello, aunque no de ello.
 
No sé si alguna vez te ha sucedido, pero...en ocasiones a mí me ha pasado, que es tan cargante la manera de expresarse del escritor, que he tenido que tener un diccionario al lado, ¿no crees que los escritores, se tienen que renovar, escribiendo de una forma clara y sencilla, para que de esta forma lleguen a más gente? 

Escribir aumenta el vocabulario y, en consecuencia, el del lector. De todas maneras, un escritor demasiado erudito aburre; es cierto. Pero cuando se trata de narrar ciertas situaciones, lugares, oficios, aconteceres…, hay que exponerlo con el mayor detalle, lo que puede llevar a tecnicismos, con los que el lector no puede estar familiarizado; o sí.

Escribir de manera sencilla, directa, fácil…, no es tan sencillo. Tenemos que ser poseedores de muchos recursos y conocimientos para ofrecer una narrativa así, tan elemental, a la vez que interesante.
 
Ya para finalizar, te voy a hacer un regalo virtual, consta de 5 palabras y con ellas, si me lo permites, te quiero poner un reto, ¿aceptas?, en 5 líneas tienes que hacer con las palabras un microrrelato

Las palabras son: amistad, pasión, lágrimas, besos y Eva 

Un día, sin saber cómo, conocí a Eva. La amistad empezó a surgir a borbotones, como un manantial brotando del mismo suelo, donde las princesas, meigas, hadas mágicas y otros seres encantadores, tocaron con su gracia. Unas lágrimas de virtud perlada acariciaron sus mejillas al recordar aquel beso de unos labios, que nunca habían besado. Ella comenzó a sentir, por primera vez, la pasión. Lágrimas, besos, pasión, nacidos de una amistad dieron a Eva la vida auténtica.


Entrevista por
Eva María Maisanava Trobo

5 comentarios:

  1. Agradable entrevista. Muy claro el señor y mi directora impecable!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Hugo por tus palabras, gracias.

      Eliminar
  2. Federico Valero Cano
    09:36 (Hace 1 hora)

    para mí


    Hola Juan:

    He leído la entrevista que te han hecho y está bien a mi gusto. Yo también creo que uno de los libros que me han marcado ha sido El Quijote. Como prueba, poseo doce o catorce ediciones distintas. Y puedo decir con orgullo que le he leído completo DOS VECES. Creo que muy pocas personas en nuestra Mancha lo han leído dos veces.


    Saludos.

    ResponderEliminar

  3. Juan, la entrevista me parece buena porque en ella se retrata una faceta tuya como entrevistado haciéndote familiar al lector. En una respuesta coincido contigo ya que aunque la expresión verbal tiene frescura y espontaneidad, necesita otros atributos en la voz para ser atractiva; una explicación escrita puede ser mas meditada y profunda.
    Admiro tu experiencia con El Quijote, Yo también lo leí a trozos en la escuela quizás a una edad en la que todavía no apreciaba su gran riqueza, que descubrí al leerlo después cuando nadie me obligaba y pude recrearme en pasajes de exuberante imaginación e ingenio.

    Te felicito.


    Miguel


    ResponderEliminar
  4. Me encanta como se expresa sobre todo esa parte de lo que le pone cada escritor , una parte de la escencia de cada uno y al final es el personaje el que guia todo , a mi me suele pasar lo mismo...mil felicidades !!!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros comentarios.

Mi lista de blogs