Una revista de literatura, donde el amor por las letras sean capaces de abrir todas las fronteras. Exclusiva para mayores de edad.

miércoles, 24 de octubre de 2012

Entrevista a Montserrat Rubiales Méndez

            
            Hace ya un tiempo, recuerdo haber visto un día en Internet el libro de Montse, el título de "Una copa de tristeza con hielo" me embrujó. Me sedujo de tal manera que no paré hasta que di con la autora. No sabía muy bien si iba aceptar o no mi petición de amistad a través de Facebook, tal vez porque pensaba que todos los escritores desean tener a su vera, solamente a personas que han tenido la suerte de leer su obra, en mi caso por "desgracia" no es así. Pero... Surgió un "feeling" y sin saber por qué, comencé a estar pendiente de sus pasos y sin pedir nada a cambio, simplemente porque lo hago con todos los escritores, que me demuestran algo que valoro más que sus obras, su "humildad". 
 
            Y es que Montse es sencilla, humana, natural y transparente. Es de esas escritoras que cuando lees algo que escribe, te das cuenta que es como ella. (Sin conocerla podría leer algo escrito por ella y saber sin duda alguna, que salió de sus adentros). Y en mi modesta opinión es difícil conseguir llegar de esa forma como ella lo hace. Ojalá algún día Montse el destino quiera que nos podamos conocer en persona, hablar sobre Catalina y tomarnos "Un copa de tristeza con hielo".  
 
            Nunca olvides que un gorrión siempre estará pendiente de ti. ¡Vuela muchacha vuela!
 
Os dejo una entrevista sincera, clara y directa.
 
 
Entrevista a Montserrat Rubiales Méndez
 
¿Puedes estar un día sin escribir o al igual que yo lo necesitas cómo al oxigeno para respirar?

Verás, escribir para mí se ha convertido en una necesidad, aunque la realidad se impone y, a veces, otros compromisos no permiten al escritor dedicarse a la escritura como quisiera. Lo que está claro es que es una actividad que tiene que gustarte porque la balanza entre el esfuerzo dedicado y los frutos obtenidos normalmente está muy desequilibrada.
 
http://montserratrubialesmendez.blogspot.com.es/
Quizás tu andadura acaba de empezar y precisamente es por ese motivo, que me fijé en ti para contar con tu opinión, que para la Revista es muy importante, desde que escribiste "Una copa de tristeza con hielo" hasta que te la editaron, ¿cuánto tiempo pasó?

En realidad, mi andadura acaba de empezar en el género de la novela, pero yo ya llevo casi quince años escribiendo. Envié la historia de “Una copa de tristeza con hielo” a varias editoriales y a los seis meses tuve la suerte de tener sobre la mesa tres ofertas para su edición. Fue para mí una grata sorpresa puesto que, aunque anteriormente había ganado varios concursos de relato, era mi primera novela.

Ahora cada día se lleva más el ebook para leer, ¿tú que prefieres el clásico olor a libro que me embriaga más que un perfume o la frialdad en mi opinión del ebook?

Sin lugar a dudas, el libro en papel; soy muy clásica en ese sentido. Y también soy una persona extremadamente caprichosa a la hora de elegir una lectura: tiene que gustarme la historia, por supuesto, y el contexto histórico en el que se desarrolla tiene que estar bien trabajado, pero además sólo escojo libros extensos, con letra pequeña y de tapa dura. Para mí, el mejor plan para una tarde libre es meterme en una librería y pasarme horas antes de elegir el libro adecuado.

¿Con cual género literario te defines más y por qué?

Como escritora, no quiero cerrarme a un tipo de género, aunque soy consciente de que me siento cómoda escribiendo sobre sentimientos y sobre épocas pasadas. Me he dedicado bastante al relato y he escrito algo de poesía, aunque de momento sólo para mí. Como lectora, soy fiel a la novela histórica y al ensayo en general.

Me imagino que aunque sea por curiosidad has visto el blog de La Revista de Todos y el enfoque que tiene, ¿qué te parece la idea?

Cualquier modo de fomentar la literatura es un buen propósito, más aún cuando dicho propósito nace de un modo totalmente desinteresado. Creo que “La revista de todos” puede llegar a convertirse en un maravilloso puente que una a lectores y escritores.

¿Qué es para ti un escritor?

En el sentido más amplio de la palabra, escritor es todo aquel que se expresa con la palabra escrita. En sentido más estricto, para mí escritor es aquel que decide compartir con los demás lo que ha escrito y que no sólo escribe todo aquello que le nace de forma espontánea sino que también aprende a controlar su creatividad, a poner en marcha los mecanismos necesarios para crear historias y plasmarlas en un papel. La gente cree que lo más difícil es escribir pero está muy equivocada; lo más difícil para un escritor es la invención de la historia (su “guionización”). Lo realmente complicado es crear una historia impactante, dar forma a los personajes, hacer que en la trama todas las piezas se ensamblen adecuadamente… En esa etapa, el escritor sufre porque tiene que dar vueltas y vueltas a la historia hasta encontrar el hilo conductor, debe luchar contra los bloqueos mentales y, sobre todo, debe mantener dormido a su yo-lector para que no interfiera en su yo-escritor. Esta última parte es realmente difícil: escribir sin pensar qué es lo que el lector desearía leer para evitar así que el talento del escritor pierda su esencia.

Imagínate por un instante que voy a una tienda de libros, en la que tú estas. Yo no te reconozco y ni sé quien eres, pero... Si tengo dos libros en mi mano y estoy dudando en cual de los dos comprar, ¿por qué tendría que comprar el tuyo? ¿Por qué te llevas un porcentaje de la venta o porque la historia lo vale?

Mi novela es una historia muy real en la que los personajes están muy vivos y tienen la capacidad de trasladar al lector sus contradicciones y sentimientos más íntimos. Me he ocupado de definir puntillosamente la personalidad de cada uno, puesto que en mi mente han sido desde el principio seres reales. Muchos lectores me han dicho que han empatizado con ellos hasta tal punto que, en ocasiones, no han podido evitar el llanto, y eso es realmente maravilloso.
 
En la historia se hace una continua descripción de las emociones, desde las más crudas hasta las más bellas. Sin embargo, también es una historia en la que hay una trama muy trabajada, contextualizada en un período histórico muy concreto. Y, sobre todo, es una novela llena de secretos que mantiene en vilo al lector hasta la última página.
 
Dime una mujer escritora, que para ti sea un ejemplo a imitar.

Me gusta mucho Philippa Gregory, experta en la historia de la monarquía inglesa. Como autores masculinos, me apasionan Manuel Fernández Álvarez, ensayista, y Santiago Posterguillo, un escritor que escribe novelas increíbles sobre Roma y sus batallas. De todos modos, creo que un escritor no debe tratar de imitar a nadie puesto que esa meta tendría un final trágico.  Y no creo que se pueda aprender a escribir, no creo en los talleres de escritura ni en nada parecido; respeto, por supuesto, a quien desee llevarlos a cabo porque en algunos casos pueden ayudar a pulir la utilización del lenguaje, pero también creo que en muchos otros matan el estilo propio del futuro escritor. Hay escritores que escriben de un modo muy particular, nada ortodoxo, y a los lectores les gusta su obra. Otros, en cambio, escriben de un modo exquisito y nunca llegarán a triunfar.
Yo soy una escritora muy introvertida, no asisto a seminarios ni a mesas redondas con otros escritores; sigo mi camino en soledad y aprendo del feedback de los lectores y de mi propia intuición.
 
Ya para finalizar y como ya viene siendo una pregunta clásica que voy a hacer a todo a quien entreviste, te voy a hacer un regalo virtual, consta de 5 palabras y con ellas, si me lo permites, te quiero poner un reto, ¿aceptas?, en 5 líneas tienes que hacer con las palabras un microrrelato

Las palabras son: lágrimas, Eva, abrazo, Madrid y Montse

“Montse”, me dijiste entre lloros, “ya a mi sombra ahumada le han puesto por nombre “tristeza” y mi pecho no respira más que soledad…
¿Por qué él es aire, y sólo aire…? ¿Por qué en su sendero no hay polvo sobre el que puedan posarse mis pasos cansados?
¿Por qué no hallo el modo de amarlo sin sentirme vencida…?”
Deseaste que el gorrión volviera a visitarte para darte consuelo, mientras tus lágrimas, arropadas por el gélido frio de Madrid, se convirtieron en minúsculos cubitos de hielo despeñándose por tus mejillas…
“Vuelve a ella, gorrión”, supliqué yo, “vuelve a mi Eva querida de sombra ahumada y, extendiendo tus alas, concédele ese abrazo anhelado…”
 
PD: Creo que no he podido cumplir el reto… una se pone a escribir y cuando se da cuenta… aunque no dijiste la extensión de las cinco líneas… 
 
 
 
Con cariño
Eva María Maisanava Trobo

1 comentario:

  1. He visto que no sólo somos compañeros literarios, sino también de profesión periodística. Me falta introducirme en el cine, aunque lo dudo bastante. Mucha suerte con esta novela y ánimo que el talento acaba retando tarde o temprano.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar vuestros comentarios.

Mi lista de blogs